Usted está aquí: Página Principal > Aceites > Grasas

 

¿Que son las Grasas o Lípidos?

Lípidos o grasas: tienen múltiples funciones, entre las que destacan la formación de membranas celulares y la síntesis de hormonas o la de reserva energética para utilizarla en momentos de escasez de energía.

Los lípidos también pueden clasificarse según su consistencia a temperatura ambiente:

Aceite: si la grasa es líquida (aceite de oliva).

Grasa: si la grasa es sólida (manteca de cerdo).

Dentro del grupo de las grasas, mención aparte merecen las margarinas. Este alimento se fabrica mediante la mezcla de un aceite (maíz, girasol, etc.) con agua. El producto final es una grasa de consistencia sólida, que a pesar de estar elaborada con aceite vegetal, actúa como una grasa animal, ya que la adición de agua cambia la estructura química del aceite y éste se comporta como una grasa animal, con lo que puede aumentar las concentraciones de colesterol.

Las Grasas: Constituyen la energía de reserva para nuestro organismo por excelencia. El depósito de reserva de gasolina del coche. Son una fuente concentrada y almacenable de energía. Así, cuando ingerimos en exceso alimentos ricos en grasa, el cuerpo almacena las que no necesita en el tejido adiposo. Así mismo, contribuyen de manera importante en la textura y palatabilidad de los platos.

Las grasa se clasifican en tres tipos:

Grasa Saturadas : Es la grasa que se relaciona con el colesterol, son las que no poseen dobles ni triples enlaces en su fórmula química. Se encuentran en la grasa de origen animal y en el aceite vegetal de palma y de coco, son alimentos ricos en grasas saturadas la mantequilla, margarina, productos de pastelería, galletas, vísceras, carnes rojas, huevos, marisco, principalmente de origen animal y los lácteos.

Grasa monoinsaturada: poseen dobles o triples enlaces. Se encuentran en los alimentos de origen vegetal, a excepción del aceite de coco y palma referidos anteriormente. Dentro de este grupo se encuentran los aceites de oliva y aguacate, girasol, maíz, soja y pepita de uva. Estas grasas se caracterizan principalmente por no aumentar el colesterol e incluso algunos aceites como el de oliva, que es principalmente monoinsaturado, mejoran el perfil lipídico.

Grasa poliinsaturada: origen vegetal principalmente, abundante en los aceites de semillas, los frutos secos y origen animal, en los pescados azules.

De estos tres tipos resulta mas peligroso el de las llamadas grasas saturadas. Podríamos definir, estas sencillamente por sus características externas mas elementales: se mantiene dura aún cuando se encuentra a temperatura ambiente, como sucede con la manteca de cocina y la mantequilla; es decir, las grasas saturadas sólo se derriten cuando se eleva la tempetratura.

Los alimentos de orígen animal son ricos en grasas saturadas y por lo tanto en colesterol. Incluso, hay partes determinadas de la carne de la res que son particularmente peligrosas para el corazón. Los alimentos lacteos tambien están cargados de grasas saturadas: en la leche completa el 3.6 % está constituído por grasas; los quesos (sobretodo quesos duros) las poseen en grandes cantidades; y la mantequilla y la crema no son una excepción.

Aunque es cierto que los aceites vegetales resultan menos dañinos para la salud del ser humano, algunos de ellos pertenecen al grupo de las grasas saturadas, y por tanto, resultan nocivos. Tal es el caso de los acites de coco y de palma, que se emplean en la elaboración de diferentes productos industriales, y cuyo consumo puede resultar perjudicial para las personas con indices elevados de colesterol. Este es el motivo por el que su consumo debe ser vigilado constantemente.

Estas grasas poseen niveles muy bajos de colesterol. Se caracterizan externamente porque se mantienen en estado liquido a la temperatura ambiente. Entre ellas se encuentran las semillas de algodón, maíz, girasol, semillas de sésamo, soya y otros. El uso de las grasas poli-saturadas ayuda a disminuir el nivel de colesterol en la sangre.

Las mono-saturadas se hallan en el maní, las aceitunas de oliva. Los aguacates tambien son ricos en este tipo de grasa mono-saturada.

En algunos países se dice que el consumo de este tipo de grasa mono-saturadas puede lograr prolongar el promedio de vida de su población, y presentan un porcentaje menor de fallecimientos por problemas cardiácos que otros pueblos.

En Abundancia: Maíz Aves Embutidos Carnes Frijoles Huevos Mantequilla Vegetales Aceite Pescado Leche Frutas

Otras funciones de la grasa:

Aísla el cuerpo e impide pérdidas excesivas de calor, envuelve órganos vitales como el corazón y riñones, es el vehículo de transporte de las vitaminas liposolubles (A, D, E, K), es imprescindible para la formación de determinadas hormonas, suministra ácidos grasos esenciales (linoléico, linolénico) que no puede sintetizar el organismo.

• Nutrientes plásticos (constructivos): proteínas, principalmente. Con ellos se forma la estructura del organismo, se renuevan y reparan los tejidos, se mantiene en buen estado nuestro sistema de defensas que nos protege frente a agentes externos e infecciones.

La ingesta energética de las tres tomas principales del día debe repartirse de la siguiente manera: en el desayuno, el 20-25% del total; en la comida, el 35-40% y en la cena, 25-30%.

 

Google