Usted está aquí: Página Principal > Plantas Medicinales > Preparación f-i

 

Forma de Preparar las Plantas Medicinales F- I

FRICCION O MASAJE: Consiste en restregar una parte determinada del cuerpo con un líquido caliente o frío con o sin hierbas. ya sea a mano, cepillo o con una toalla.

 

GARGARISMOS: Es hacer un cocimiento de plantas con agua, que después de dejarlas reposar se llevan a la boca y se hacen gárgaras o enjuagues para calmar las partes afectadas o adoloridas.

 

JABONES MEDICINALES: Se utilizan para el tratamiento de varias enfermedades de la piel., para heridas, o simplemente para cuidar la piel. El método más común es el siguiente:

Se hierven a fuego lento unos 100 gramos de de la hierba en un litro de agua, hasta que se evapore la mitad. Se cuela, se exprime y se poner a hervir el cocimiento o decocción a fuego lento mientras se le agrega un jabón neutro de 400 gramos, rallado, hasta que el jabón se disuelva completamente . Se mezcla bien y luego de vacía la mezcla caliente en moldes y se deja enfriar. Par que el extracto de la hierba tenga se distribuya de manera más homogénea y para que el jabón tenga buena forma, a veces es necesario amasarlo mientras se está enfriando.

De este modo se pueden hacer jabones de zábila, manzanilla, romero avena, romero, árnica , estafiate o cualquiera otra planta que se buena para la piel.

 

JARABES MEDICINALES: Los extractos de las plantas medicinales tiene con frecuencia un sabor amargo, por lo que no son muy aceptables sobre todo por los niños. Para darles un mejor sabor se hacen jarabes, que son más fáciles de ingerir.

Uno de los métodos más comunes para hacer los jarabes es el siguiente:

Se ponen 100 gramos de hierba fresca o seca en un litro de agua; se hierve un minuto y se deja reposar de 2 a 3 días. Luego se filtra y se exprime. Se le agrega azúcar en una cantidad de medio kilo por litro de decocción. En otros casos se hacen los jarabes con miel de abeja y el jugo de la hierba. Se recomienda tomar una cucharada del jarabe tres veces al día.

 

JUGOS DE PLANTAS: Las plantas frescas previamente lavadas si es necesario, se exprimen a mano o mecánicamente para sacar el jugo. Una cucharadita del mismo se diluye en unas pocas cucharadas de agua y se toma 3 veces al día, media hora antes de cada comida. Otros jugos se toman en forma pura, esto es, sin necesidad de haberlos diluido.

Es de tenerse en cuenta que las infusiones, cocimientos, maceraciones y jugos no se podrán conservar por más de 48 a 72 horas, mientras que las hierbas secas , los ungüentos, aceites, tinturas, vinos y microdosis, podrán conservarse por un perio largo de tiempo, es decir, hasta dos años. Por eso es indispensable que al envasarlas se les debe poner la fecha de preparación. No olvidar que las botelas y frascos de color ámbar son los recomedados para envasar dichas preparaciones.

 

INHALACIONES - VAHOS: Hacer un cocimiento de la planta escogida, luego bien caliente en el mismo recipiente donde se cocina se aspira el vapor por boca y nariz. Para que haya un mejor aprovechamiento con una toalla se trata de cubrir la cabeza junto con el recipiente.

Google